La seguridad en los raíles significa que numerosos detalles técnicos deben ajustarse perfectamente entre sí. Para que el tren siga siendo uno de los medios de transporte más seguro del mundo hay que tener en cuenta detalles que, en principio, pueden parecer que no tienen importancia, como puede ser elegir la grasa. Dicha grasa hace que los rodamientos de las ruedas, así como las coronas dentadas, topes, agujas de cambio o señalizaciones funcionen de forma impecable. Como cabe esperar, los operadores responsables de los sistemas de transporte ferroviario buscan productos con una vida útil elevada y que garanticen un funcionamiento seguro. Es por ello que el especialista en lubricantes de Mönchengladbach, Rhenus Lub, ha desarrollado grasas de altas prestaciones especiales para las condiciones más exigentes del transporte ferroviario. Estas han sido probadas en procesos complejos y para diferentes aplicaciones.

La grasa de alto rendimiento rhenus BAC 0 convenció a los expertos de la empresa ferroviaria alemana Deutsche Bahn AG en una de las pruebas de lubricantes más duras de Europa y obtuvo la autorización para la lubricación de platillos de tope, cajas-guía de tope, topes con contratopes y acoplamientos de husillo. Este producto innovador se puede emplear de forma segura en un rango de temperatura de -50 a +100 °C y se adhiere óptimamente a los puntos de aplicación en todas las inclemencias climáticas. Resiste sin esfuerzo las enormes presiones que se producen en el servicio de maniobras y absorbe también fuerzas de corte laterales.

Las grasas de extrema presión (EP) para temperaturas elevadas rhenus LKR 2 y rhenus LKJ 2 se emplean allí donde rodamientos sometidos a elevadas cargas deben cumplir de forma segura su servicio. Debido a su composición de aditivos de altas prestaciones, las dos grasas aumentan el tiempo de funcionamiento de los rodamientos de las ruedas, como ya lo hacen por ejemplo, en los ferrocarriles holandeses. Para que los trenes permanezcan en el carril adecuado, se desarrollaron las grasas especiales rhenus LDU 02 GR y rhenus CBG 03 específicamente para el uso en la lubricación de pestañas de los rodamientos de rueda.

Las grasas de litio rhenus LSN 04 y rhenus LWN 04 cumplen los elevados requisitos que demandan los operadores ferroviarios en la lubricación de agujas de cambio. Los lubricantes de alto rendimiento son resistentes a la erosión, fácilmente biodegradables, resistentes a los rayos UV y combinan capacidad de rendimiento y respeto por el medio ambiente. Los operadores de sistemas de transportes ferroviarios de toda Europa apuestan sobre todo por las propiedades extremadamente altas de adhesión de las grasas especiales de Rhenus Lub. Dichas grasas se adhieren eficazmente a las piezas que deben lubricarse incluso a temperaturas muy bajas. Además, también destacan por una excelente capacidad de bombeo a temperaturas bajas; es decir, incluso pueden emplearse sin problemas en pleno invierno con equipos de pulverización manuales o totalmente automáticos. Estas propiedades de las grasas de altas prestaciones deben pasar por estrictos análisis, que pueden durar hasta dos años. Los lubricantes se prueban exhaustivamente en cámaras climatizadas, bajo luz UV en ensayos de larga duración en condiciones prácticas. Para ello, la Deutsche Bahn pone a disposición laboratorios altamente especializados para grasas y aceites, así como su propia máquina de ensayo de lubricantes para agujas de cambio. También se analiza hasta el último detalle, el proceso de fabricación usado por el  productor de lubricantes. Solo después de estos exigentes tests, la grasa es aprobada para su uso por Deutsche Bahn y en ese momento el producto es homologado por un período inicial de dos años.

Los lubricantes especiales de alta calidad no solo se exigen por la seguridad, sino también por la comodidad de los pasajeros. Un ejemplo: en los trenes de última generación, las puertas deben cerrarse y abrirse rápidamente y sin apenas hacer ruido. Deutsche Bahn confía también en estos casos en las grasas de alto rendimiento de Mönchengladbach. La grasa de litio rhenus LZN 2 y las grasas especiales rhenus CGN 2 y rhenus CYN 15 convencen en la prueba de resistencia y se emplean en los trenes de la Deutsche Bahn AG. Para que Rhenus Lub pueda cumplir las estrictas normativas de los operadores ferroviarios también en el futuro, el especialista en lubricantes trabaja continuamente en la optimización de sus lubricantes especiales. «Una grasa de altas prestaciones aúna, según los requisitos, propiedades muy variadas», explica el Dr. Piotr Tkaczuk. «En nuestros laboratorios modernos queremos que nuestros productos se ajusten aún más a los requisitos especiales de los vehículos ferroviarios con altas presiones, altas cargas mecánicas, uso continuo y contaminación durante el funcionamiento.» Con ello, queremos que en el futuro también se establezca una vía libre con Rhenus Lub.