La nueva gama de productos ahorra hasta un 50 % de costes gracias a la menor necesidad de relubricación

Rápidos motores eléctricos, plantas siderúrgicas, fundiciones continuas, ventiladores de gases calientes y cojinetes expuestos a elevadas cargas en la agricultura, la silvicultura o el sector constructor: en muchos ámbitos lo extremo es norma. Esto se traduce en intensas exigencias para las grasas lubricantes. Con las nuevas grasas policarbamidas, el experto en lubricantes Rhenus Lub presenta una serie de productos predestinados a trabajar en condiciones extremas. Las innovadoras grasas lubricantes de última generación rinden de forma fiable en entornos rigurosos, y ofrecen máxima seguridad de proceso y de trabajo a los usuarios.

Ningún problema para las nuevas grasas policarbamidas de Rhenus Lub:
Condiciones extremas con las que deben lidiar, por ejemplo, las máquinas de construcción.

Resistencia, ahorro en el largo plazo

Las grasas policarbamidas de Rhenus Lub están concebidas para todo tipo de rodamientos y cojinetes de deslizamiento sometidos a presión e impactos, y también pueden emplearse bajo influencias extremas como el calor, el agua, el polvo y la suciedad. Estas propiedades abren un amplio abanico de sectores y campos de aplicación a la familia de productos rhenus: la industria siderúrgica, el sector de la construcción, la minería, la agricultura y la silvicultura, así como la máquina herramienta y los cojinetes de deslizamiento, por ejemplo. Además, las grasas lubricantes de alto rendimiento se transportan bien en sistemas de lubricación central y, generalmente, son muy compatibles con los elastómeros habituales.

Robustez, fiabilidad, eficiencia: Las grasas policarbamidas de Rhenus Lub brindan un tiempo de uso que multiplica al de las tecnologías de espesantes convencionales. En consecuencia, deben relubricarse con menor frecuencia. Además, las grasas policarbamidas prolongan la vida útil de piezas de instalaciones y máquinas. En vista del posible ahorro de hasta el 50 %, resultan muy atractivas en términos económicos, particularmente para los usuarios.

Óptimas para el uso en electromotores

Las grasas policarbamidas se caracterizan por su elevadísima resistencia térmica. Por tanto, los potentes productos son idóneos para realizar lubricaciones en rangos de temperatura altos. Dr. Marco Pfeiffer, director de gestión de productos y venta de grasas de Rhenus Lub, explica por qué es tan importante este requisito en el sector de futuro de la electromovilidad: «La última generación de motores eléctricos exige velocidades de giro cada vez más elevadas; en consecuencia, se producen temperaturas permanentes notablemente más altas que en los motores de combustión convencionales. Esto no sólo incrementa el esfuerzo de los cojinetes de deslizamiento, sino también el de los lubricantes que se utilizan en ellos, pues por norma general deben aportar alto rendimiento a lo largo de toda la vida útil del vehículo».

Para las grasas policarbamidas no supone ningún problema. Gracias a la robusta formulación, estas grasas de alto rendimiento son idóneas para temperaturas de trabajo elevadas, así como para un uso prolongado a temperaturas moderadas. Visto esto, Rhenus Lub realiza una importante aportación a todos los usuarios que deseen recorrer con éxito la transformación de la movilidad con el motor eléctrico.

Grasas policarbamidas rhenus de un vistazo

  • Pueden utilizarse con elevados desarrollos de calor, así como en condiciones ambientales extremas como suciedad, polvo y agua
  • Para rodamientos y cojinetes de deslizamiento sometidos a mucha presión e impactos, con elevadas temperaturas de cojinete
  • Rentabilidad sin igual gracias a los intervalos de relubricación reducidos y la vida útil prolongada
  • Alto rendimiento técnico: estabilidad al corte, resistencia al agua y a la oxidación
Descargue el comunicado de prensa