Las empresas de ingeniería mecánica y la industria metalúrgica pueden esperar tranquilas la nueva legislación sobre el uso de formaldehído: están en manos del socio especialista en lubricantes adecuado. Gracias a una investigación intensiva al respecto, los lubricantes innovadores de Rhenus Lub ya satisfacen los requisitos legales futuros.

Para los clientes de la empresa de Mönchengladbach esto significa algo importante: la nueva regulación del 6.º ATP (Adaption to Technical Progress) del reglamento CLP europeo acerca de la clasificación, el etiquetado y el empaquetado de preparados y mezclas ya no será un problema. Con este reglamento, el Comité de Evaluación de Riesgos (RAC) de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) ha clasificado el formaldehído como cancerígeno (categoría 1B) y mutagénico (categoría 2). Está previsto que la nueva regulación legal entre en vigor a mediados de 2015.

Con los modernos lubricantes de Mönchengladbach, los usuarios se encuentran doblemente protegidos. Rhenus Lub prescindió hace tiempo completamente del uso de formaldehído libre en productos de la marca rhenus. También es cierto que algunos lubricantes refrigerantes de la cartera de productos están equipados con depósitos de formaldehído, que podrían liberar concentraciones mínimas de formaldehído en el transcurso del proceso de mecanizado. «Estas cantidades no sobrepasarán ni mucho menos el valor límite prescrito de formaldehído de 1000 ppm o 0,1% en los lubricantes refrigerantes de Rhenus Lub», asegura el Ing. Meinhard Kiehl, Director de Marketing y Gestión de Productos de Rhenus Lub. «Los productos de Rhenus Lub que contienen depósitos de formaldehído podrían usarse también en el futuro sin duda». Esto es muy importante para los usuarios: tampoco se requerirá un etiquetado tras la entrada en vigor del 6.º ATP.
La medición de la concentración de formaldehído se ha venido realizando de forma estándar en los modernos laboratorios de Rhenus Lub desde hace años. Mediante un sistema de escala, los expertos en lubricantes determinan de manera exacta la cantidad máxima posible de formaldehído disociado. Sin embargo, esto se trata únicamente de un valor máximo teórico. En el proceso de mecanizado, solo una pequeña fracción de esta cantidad se transmite realmente al entorno. Este método de medición también garantiza una alta seguridad a los clientes.

«Sin embargo, numerosas empresas productoras y sus clientes, no quieren ni deben lidiar con la cuestión del cumplimiento de los valores indicativos prescritos», afirma Meinhard Kiehl. Por eso, Rhenus Lub ya tiene lista una amplia gama de lubricantes probados en la práctica y totalmente exentos de formaldehído y sus depósitos. «Con estos innovadores lubricantes refrigerantes, los usuarios estarán totalmente seguros», opina el especialista en lubricantes. «Y esto no ocurre solo en cuanto al 6.º ATP, sino también en la seguridad de sus procesos de producción propios. La última generación de nuestros lubricantes mejorados de cara al usuario, no solo obtiene en el proceso de mecanizado una larga duración como los productos con depósitos de formaldehído, sino que gracias a las más modernas formulaciones, a menudo proporciona un rendimiento considerablemente mayor». Para terminar añade: «Al final, cada cliente decide por sí mismo. Los que no deseen dejar de utilizar los lubricantes refrigerantes habituales con depósitos de formaldehído podrán seguir confiando en Rhenus Lub».

Para ofrecer un servicio óptimo a sus clientes en todo momento, Rhenus Lub también informa de manera detallada en su página web sobre la nueva clasificación del formaldehído. Puede encontrar más información en  http://www.rhenuslub.de/de/formaldehyd.html