Mejoradas con éxito la vida útil del producto y la seguridad del proceso de fabricación

planetario Voith Vorecon

rhenus FU 800 incrementa la seguridad de proceso para la producción del planetario Voith Vorecon. (Fuente: Voith)

Voith apuesta por los lubricantes refrigerantes y la gestión de fluidos de Rhenus Lub

19.000 trabajadores, 4.200 millones de euros en ventas y emplazamientos en más de 60 países. Si hay en Europa una empresa familiar cuyo nombre haya de ser escrito con mayúsculas, es Voith. En su sede de Crailsheim, la división Voith Turbo, mediante el desarrollo de elementos motrices como transmisiones y embragues, se encarga de asegurar el traslado diario y fiable de millones de personas, así como de maquinaria y grandes cantidades de mercancías, propiciando una transmisión controlada de fuerzas mecánicas incluso en las condiciones más extremas. Los lubricantes refrigerantes utilizados desempeñan una función clave en el servicio prestado por este líder tecnológico a lo largo de sus más de 150 años como proveedor de una clientela perteneciente a los más diversos sectores: energía, minero-siderúrgico e industria del automóvil.

Desde 2017 Voith apuesta por el lubricante refrigerante FU 800 de Rhenus Lub, el cual combina las mejores prestaciones con características óptimas de salubridad. Junto con la gestión integral de fluidos llevada a cabo por nuestros expertos en lubricantes así como el innovador sistema de medición “FluidSafe” en tiempo real, el resultado es una mayor estabilidad y seguridad del proceso.

Mejoras de proceso con rhenus FU 800

La decisión de apostar por rhenus FU 800 se tomó después de una etapa intensiva de ensayos de seis meses. Ya en las primeras semanas el lubricante refrigerante de Rhenus Lub convenció a los responsables de fabricación de Voith merced a sus excelentes prestaciones. Karl Augustin, Jefe de Fabricación de Voith Turbo Crailsheim, siguió estrechamente toda la fase de pruebas e implementación. Gracias a sus 14 años de trabajo en la empresa y su experiencia profesional en Robótica, compra de maquinaria, diseño e ingeniería de seguridad, dispone de un criterio autorizado para juzgar los requerimientos de fabricación específicos de la empresa.  No tardó en darse cuenta de que rhenus FU 800 ayuda a mejorar. “Con el nuevo lubricante refrigerante el proceso se desarrolla con seguridad, y hasta el momento no ha sido necesario cambiar refrigerantes fuera del plan”. Una ventaja enorme para esta empresa, que funciona con una instalación centralizada de aproximadamente 30 metros cúbicos y de la cual se abastecen numerosas máquinas de producción. Todo cambio de lubricante refrigerante no planificado implicaría un sobrecoste enorme. “Por supuesto, no es fácil cambiar a un nuevo lubricante refrigerante”, admite Augustin, “pero con Rhenus Lub merece la pena tomarse la molestia por su experiencia profesional y su know-how tecnológico. Precisamente en la etapa inicial vinieron muchos técnicos para hacer posible un cambio sin tiempos de parada en nuestro sistema de fabricación”.

Además de un proceso seguro, toda empresa que opera a escala global considera importantes la salud y la higiene en el puesto de trabajo, como bien nos recuerda Karl Augustin: “Como Jefe de Fabricación me incumbe una gran responsabilidad hacia los otros empleados. En rhenus FU 800 tenemos a disposición un producto innovador que cumple a la perfección nuestros exigentes requisitos en materia de salud e higiene en el puesto de trabajo. El nuevo lubricante refrigerante prescinde de componentes potencialmente nocivos como el boro y los formaldehidos, pudiendo ser empleado sin límite en lo tocante a implicaciones sanitarias. Y como rhenus FU 800 va incluso más allá de lo que le exigen las normativas legales, cumple con nuestras expectativas sobre lo que ha de ser un producto con visión de futuro”, añade Augustin.

Expertos en gestión de fluidos

No basta utilizar el lubricante refrigerante adecuado: para que los fluidos funcionen bien se necesita mucho más. Jamás había existido una demanda tan grande de conocimiento experto y tecnológico para explicar de modo comprensible los parámetros que influyen sobre la acción de los lubricantes refrigerantes, al efecto de analizarlos y tomar las medidas de optimización correctas. En Rhenus Lub Voith ha encontrado el socio industrial preciso y unas manos experimentadas en las cuales dejar la gestión de fluidos para sus medios lubricantes.  A tal fin, todos los días pasa un operario para corregir in situ las posibles desviaciones de valor medidas en el lubricante refrigerante, así como para proceder al cambio convenido de fluidos, siempre con el criterio de una mayor estabilidad y un menor coste. Al mismo tiempo Rhenus Lub se hace cargo del almacenamiento y la eliminación de los fluidos convenidos. Las visitas regulares de ingenieros de proyecto y técnicos de servicio al cliente complementan esta gestión de fluidos, contribuyendo a que el proceso de Voith Turbo sea seguro en todo momento y dejando a la empresa las manos libres para que pueda concentrarse en sus competencias fundamentales de creación de valor.

FluidSafe

 Con el detector en tiempo real FluidSafe, Voith ejerce un control permanente sobre los parámetros decisivos

FluidSafe se encarga de mantener en los lubricantes refrigerantes una estabilidad duradera

Un auténtico valor añadido para Voith dentro de su sistema de gestión de fluidos lo constituye el FluidSafe, un dispositivo innovador desarrollado por Rhenus Lub para la medición en tiempo real de los parámetros clave de los lubricantes refrigerantes. Además de la conductibilidad, el pH y la concentración, esta herramienta mide constantemente el contenido bacteriológico del lubricante refrigerante: algo que resulta del mayor interés para la producción de Voith. El análisis continuado supone una ventaja decisiva, como bien sabe Jörg Kummerow, Jefe de Ventas para el Sur de Alemania: “Con FluidSafe ofrecemos a Voith una documentación permanente de los lubricantes refrigerantes, que permite apreciar fluctuaciones diarias en el fluido, incluyendo la presencia de microorganismos, todo ello con la mayor transparencia.” Con ello la tecnología moderna nos ayuda a mantener reducidas al máximo las fluctuaciones en los parámetros fundamentales del lubricante refrigerante. Ello nos conduce a su vez a una mayor seguridad de proceso y en última instancia a reducir pérdidas a través de unos menores costes de proceso. “A menudo la documentación continua de FluidSafe tiene el efecto de aumentar la confianza del cliente en su propio proceso, ya que cambios de pequeña envergadura en los valores de medición le permiten entender mejor la más mínima variación experimentada en el estado de las máquinas”, informa Kummerow.

debate

Armin Alic (izquierda), Director de División de Rhenus Lub, debate con Karl Augustin: “Mejoras siempre a la vista.” 

Un socio industrial es el que trabaja codo con codo

Voith Turbo y Rhenus Lub trabajan en estrecha relación cooperativa. El productor de lubricantes refrigerantes se encarga de plantear propuestas de solución concretas para hacer más eficiente el proceso. Precisamente en relación con los comienzos de esta andadura común el año pasado de lo que se trataba era de obtener conocimientos sobre procesos específicos y la confianza necesaria basada en el know-how. Esto lo confirma también Karl Augustin: “Damos una enorme importancia al modo personal y profesional de presentarse que tiene Rhenus Lub.” Nuestros interlocutores saben de lo que hablamos y tienen un dominio completo del proceso fluídico. Antes era frecuente que en los problemas yo me involucrase de manera activa. Y eso me hacía perder un tiempo valioso. El actual sistema de gestión de fluidos de Rhenus Lub hace que los procesos funcionen con una seguridad y una estabilidad mayores. Ellos se ocupan del lubricante refrigerante y yo quedo libre de preocupaciones de si todo va bien con el lubricante refrigerante o no. Todo esto me deja más tiempo para concentrarme en mi función específica como directivo de Producción.”

Mejoras en todo momento visibles

Con rhenus FU 800 Voith ha logrado una prolongación substancial en la vida útil del lubricante refrigerante. Con los productos utilizados hasta la fecha era necesario un cambio parcial del medio a los 9 meses, y al cabo de un año la substitución completa acompañada por una limpieza general. Ahora el lubricante refrigerante de Rhenus Lub se queda 18 meses en la instalación, y se ha reducido considerablemente la envergadura de la operación de limpieza.

Tecnología y know-how de Rhenus Lub contribuyen a que esta empresa industrial no solo ahorre costes, sino a que pueda llevar la seguridad de sus procesos a una nueva escala.  En particular, Voith ya no tiene que preocuparse de la lucha contra los microorganismos. Todo esto permite a la empresa concentrarse en lo que mejor sabe hacer: la fabricación de transmisiones innovadoras para la industria del automóvil.

INFORME DE USARIO