Hasta el año 2020, la empresa ferroviaria alemana Deutsche Bahn dotará de sofisticados «frenos susurrantes» a 60.000 vagones de mercancías. Para este reequipamiento, la empresa invierte cerca de 230 millones de euros. Estas cifras ya demuestran que la reducción de ruidos molestos es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta industria ferroviaria. Las grasas especiales de alto rendimiento de Rhenus Lub ayudan a ello.

El chirrido y traqueteo sonoros son un indicio de fricción no deseada; una emisión de ruido que no solo afecta al medio ambiente, sino que también puede provocar un gran desgaste de raíles, ruedas y rodamientos. Los especialistas del sector lo saben: no se puede alcanzar un transporte ferroviario con ruido reducido, elevada vida útil, alta rentabilidad y protección eficaz del medio ambiente solo a través de una crítica técnica general. Más bien son muchos pasos pequeños los que llevan a un éxito cuantificable. Los especialistas en lubricantes de Rhenus Lub muestran cómo lograrlo con soluciones a problemas concretos.

Lubricación y adherencia: el dúo para pestañas sin fricción

Para evitar un desgaste excesivo de las ruedas en las curvas, es especialmente importante una buena lubricación de las pestañas de dichas ruedas. ¡Pero atención! Para ello, las superficies de rodadura de las ruedas deben permanecer exentas de suciedad de grasa. ¿Pero cómo puede la industria ferroviaria evitar fricciones indeseadas en las pestañas y al mismo tiempo garantizar una transmisión de fuerza y eficacia de frenado óptimas de los trenes y vagones? Esta pregunta preocupa a empresas del transporte de pasajeros y mercancías por igual. Y Rhenus Lub tiene la respuesta: con lubricantes especiales como rhenus BDG 02, que combinan adherencia y eficacia de lubricación y que están hechos a medida de manera óptima para los requisitos especiales de la industria ferroviaria. rhenus BDG 02, lubricante de pestañas innovador, recibirá pronto la autorización oficial por parte de institutos de control de la industria ferroviaria. La grasa lubricante sin disolventes convence a los clientes por su elevada adherencia. Permanece en los puntos de aplicación de forma fiable incluso a altas velocidades y con grandes cargas; previene un desprendimiento de la llanta y lubrica de forma óptima la pestaña y aún así, las superficies de rodadura permanecen limpias. Los usuarios del transporte por ferrocarril se benefician además de excelentes características de transporte en sistemas de lubricación central. Gracias a la elevada estabilidad de presión, rhenus BDG 02 garantiza una adhesión de lubricante fiable de las pestañas incluso tras periodos prolongados.

Respetuoso con el medio ambiente gracias a un aceite base especial

Los especialistas en lubricantes lo saben: desde hace tiempo el mero rendimiento ya no es suficiente para los clientes de la industria ferroviaria moderna. «En el desarrollo de nuevos lubricantes, tenemos en cuenta que todos los componentes sean altamente respetuosos con el medio ambiente y las personas», declara el Dr. Piotr Tkaczuk, Gestor de Producto de Grasas en Rhenus Lub. «Los trenes, vagones y locomotoras modernos recorren hoy en día miles de kilómetros sin problemas. No se puede negar categóricamente que alguna partícula de grasa entre en contacto en algún momento con tierra o agua subterránea. En un caso así, los lubricantes que hemos desarrollado especialmente para su uso al aire libre se descomponen en poco tiempo sin dejar residuos.» Así es como se diseñó rhenus BDG 02, cuya fórmula se basa en un aceite base especialmente respetuoso con el medio ambiente. Un aspecto muy positivo para la industria ferroviaria y el medio ambiente.

Mayor duración y máxima fiabilidad 

Ya no es extraño ver que los rodamientos de pares de ruedas tengan un rendimiento de millones de kilómetros. Además, estos componentes son una de las partes más importantes para la seguridad de un vehículo ferroviario. Los rodamientos de alto rendimiento actuales cumplen de forma excepcional con el equilibrio entre elevada vida útil y gran seguridad. En parte, gracias a grasas especiales únicas como rhenus LWW 2 GE.

Como primera grasa de su clase, este lubricante universal de litio para presión extrema (EP) hace uso de la innovadora tecnología de aditivos PSLF+. PSLF+ significa «Plane Surface – extreme Low Friction». Para los clientes de Rhenus Lub significa una superficie lisa con muy poca fricción y a fin de cuentas, una mayor vida útil de rodamientos y cojinetes de deslizamiento sometidos a grandes cargas.

«Gracias a su innovadora composición de aditivos, rhenus LWW 2 GE reduce considerablemente la abrasión en rodamientos sometidos a cargas altas y al mismo tiempo, suaviza incluso las superficies metálicas», así describe la nueva tecnología el Dr. Piotr Tkaczuk, Gestor de Producto. «Ya sea para pares de ruedas, motores eléctricos o rodillos ensanchadores de las industrias papelera y textil, donde los rodamientos deben soportar cargas muy elevadas, pueden sacar partido de nuestra nueva tecnología PSLF+». Como las pruebas prácticas demuestran, rhenus LWW 2 GE reduce considerablemente la temperatura en los puntos de aplicación incluso con tiempos de funcionamiento largos y altas cargas. Otro punto fuerte se hace patente en el uso al aire libre, donde la nueva grasa puede emplearse en un rango de temperatura extremadamente amplio de -40 a +140 °C y ofrece una buena resistencia al agua. Esto garantiza una lubricación óptima de los rodamientos de pares de ruedas incluso bajo las condiciones climáticas más desfavorables. Esta grasa especial sintética de alto rendimiento es al mismo tiempo muy resistente a la oxidación y al envejecimiento, y protege de forma fiable los puntos de aplicación del desgaste y la corrosión.

Una grasa de alto rendimiento que no se altera con la presión y el calor

Otro ejemplo práctico: en el transporte por ferrocarril actual, los componentes están expuestos simultáneamente a elevados esfuerzos térmicos y mecánicos. Rhenus Lub ha desarrollado especialmente para estos elevados requisitos la grasa EP para altas temperaturas rhenus LKI 2. El lubricante semisintético posee una gran resistencia al agua y al envejecimiento. Su uso para operadores ferroviarios: con un rango de temperatura de uso de -40 a +150 °C, también soporta grandes cargas térmicas de forma fiable y cuenta con una gran capacidad de absorción de presión incluso tras periodos prolongados. rhenus LKI 2 convence a los operadores de transportes sobre raíles, por ejemplo, por el funcionamiento fiable de ejes cardán y crucetas de articulación en locomotoras.

rhenus LKO 2: la revolución del coeficiente de fricción 

Rhenus Lub establece un nuevo referente en el transporte por ferrocarril con la nueva grasa especial saponificada compleja de litio rhenus LKO 2. Gracias a sus novedosos aditivos, el lubricante cuenta con un coeficiente de fricción extremadamente bajo de 0,04. A temperatura ambiente ya reduce con extraordinaria eficacia la fricción en rodamientos con grandes cargas y ofrece un rendimiento extremo en rangos de temperatura elevados. Por ello, los clientes de Rhenus Lub alcanzan en la práctica un muy buen rendimiento con rhenus LKO 2, incluso en aplicaciones especiales como, por ejemplo, la lubricación de arcos de toma de corriente y tomacorrientes de un brazo o pantógrafos, es decir, pantógrafos múltiples. Debido a sus características técnicas, rhenus LKO 2 garantiza en la aplicación práctica una larga vida útil de todo el componente. La grasa de alto rendimiento, como grasa EP de última generación con base de aceite sintético, es realmente estable y soporta grandes presiones sin problemas. Al mismo tiempo cuenta con un amplio rango de temperatura de -40 a +150 °C. rhenus LKO 2 se caracteriza además por una vida útil notablemente mayor, una buena resistencia al agua y una extraordinaria protección contra la corrosión. Con esta grasa, los clientes de la industria ferroviaria pueden proteger las superficies de los diferentes puntos de aplicación contra la corrosión y finalmente, contribuir a la fiabilidad del transporte por ferrocarril.