Garantizar ventajas competitivas en el mercado. Ya se trate de piezas de fuselaje de aluminio y titanio o componentes de turbina con base de aleaciones de níquel, en prácticamente ningún sector la seguridad de innumerables personas depende tanto de la precisión y exactitud dimensional de cada componente como en la aeronáutica. Además, se deben tener en cuenta supuestos pequeños detalles, como los lubricantes empleados, los elevados requisitos de seguridad y el rendimiento. Solo entonces se puede recibir la autorización para el uso de procesos de mecanizado específicos en la industria aeronáutica. En los modernos laboratorios de la sede de la empresa en Mönchengladbach, Rhenus Lub GmbH & Co KG ha desarrollado un catálogo de lubricantes de alto rendimiento autorizado por empresas líderes del sector como Airbus, Rolls Royce, MTU, SNECMA, EADS, Messier Dowty y Embraer. De esta forma, los clientes de la industria aeronáutica garantizan siempre un «aterrizaje puntual».

«Actualmente, en la industria aeronáutica predominan los materiales de peso reducido pero resistentes como el titanio, el inconel o las aleaciones con base de níquel. Pero estos materiales son extremadamente difíciles de mecanizar», afirma Daniele Kleinmann, Directora de Gestión de Productos de Lubricantes Refrigerantes de Rhenus Lub. «Con nuestros innovadores lubricantes, los clientes de la industria aeronáutica obtienen claras ventajas. Con el uso de nuestros productos de alto rendimiento, los usuarios, en primer lugar, prolongan la vida útil de las herramientas, en segundo lugar, optimizan los costes de las piezas y, en tercer lugar, aumentan continuamente su valor añadido.»

rhenus FU 60, producto líder en lubricantes refrigerantes RL sin aminas ni ácido bórico de Rhenus Lub, permite un gran rendimiento de arranque con la máxima seguridad de proceso en el fresado de grandes piezas de titanio y aluminio. Así, con el lubricante refrigerante de alto rendimiento EP universal, los clientes de Rhenus Lub obtienen excelentes resultados de mecanizado incluso en operaciones de mecanizado complejas.

El lubricante rhenus TY 101S y el lubricante refrigerante bicomponente rhenus R-FLEX han demostrado su eficacia en el rectificado de componentes de turbina de titanio o aleaciones con base de níquel. Ambos productos se caracterizan por un consumo bajo y una buena estabilidad a largo plazo. Por tanto, realizan una contribución importante a los clientes de la industria aeronáutica, con bajos costes de lubricantes y una mejor rentabilidad del proceso de fabricación.

Los lubricantes sin ácido bórico rhenus TU 44 y rhenus TU 43 P de Rhenus Lub también son sumamente fiables para la industria aeronáutica. En la aplicación práctica, los productos de alto rendimiento EP muestran buenas prestaciones y una detergencia óptima. Por ello, los usuarios tienen la posibilidad de aumentar la seguridad de proceso y mejorar el rendimiento de mecanizado. rhenus TU 44 cuenta con un concepto de conservación exento de depósito de formaldehído. Los clientes de Rhenus Lub disponen de un lubricante de alto rendimiento que actualmente ya cumple requisitos importantes del mercado de productos sin etiquetado.

Los especialistas de Rhenus Lub seleccionan junto con el cliente el lubricante individual adecuado para cada proceso de mecanizado, basándose en su amplio conocimiento del sector. Daniele Kleinmann, Gestora de Producto, destaca: «Ajustamos cada fluido al conjunto de material, máquina, proceso de mecanizado y pieza.» Los expertos en lubricantes refrigerantes lo saben: ningún proceso de mecanizado es igual a otro. Y al final solo importa una cosa: aumentar el valor añadido de los clientes de la industria aeronáutica y al mismo tiempo, reducir de forma duradera el consumo de lubricante.

Los especialistas de Rhenus Lub seleccionan junto con el cliente el lubricante individual adecuado para cada proceso de mecanizado, basándose en su amplio conocimiento del sector. Daniele Kleinmann, Gestora de Producto, destaca: «Ajustamos cada fluido al conjunto de material, máquina, proceso de mecanizado y pieza.» Los expertos en lubricantes refrigerantes lo saben: ningún proceso de mecanizado es igual a otro. Y al final solo importa una cosa: aumentar el valor añadido de los clientes de la industria aeronáutica y al mismo tiempo, reducir de forma duradera el consumo de lubricante.