En este libro blanco revelamos cómo limpiar de manera efectiva los circuitos de lubricantes refrigerantes logrando así una mayor seguridad de procesos y una vida útil más larga. Para ello hemos recopilado seis pasos esenciales, que no sólo son fáciles de entender y aplicar, sino que también se encargan de ahorrar costes a largo plazo.

Paso 1: El limpiador de sistemas – la mejor preparación para el cambio de lubricante refrigerante.

Nosotros recomendamos aplicar el limpiador de sistema de 8 a 24 horas antes del cambio del lubricante refrigerante. El limpiador se añade al lubricante refrigerante (LR) que será cambiado en una proporción de 0,5 hasta 1,5 por ciento.

Éste no sólo aglomera los aceites de la máquina, sino que al mismo tiempo elimina molestos gérmenes y bacterias. Hay que tener en cuenta, que el limpiador de sistema se ha de añadir a la emulsión poco a poco, para evitar la creación de espuma.

Paso 2: Vaciado del circuito de lubricante refrigerante.

Una vez que el limpiador de sistemas ha estado trabajando de 8 a 24 horas, se procede al vaciado del circuito. Tras el proceso de trabajo, el LR que se ha de eliminar, se puede extraer junto con el limpiador de sistema.

Paso 3: La limpieza

Ahora se procede a limpiar el circuito de LR. Dependiendo de la máquina correspondiente, la limpieza se realiza de manera mecánica, manual con un paño, o con ayuda de limpiadores a presión. A continuación, se han de eliminar del sistema los restos de la limpieza.

Paso 4: Enjuagar, enjuagar, enjuagar – la base para un cambio efectivo

Y ahora llega el paso más importante al hacer el cambio de lubricante refrigerante: el enjuague. Lamentablemente, sabemos por experiencia que es precisamente en este paso en el que se intenta ahorrar.

Sin embargo, el factor decisivo en el cambio de LR es precisamente el enjuague. Pero se ha de tener en cuenta, que la emulsión de enjuague recién preparada (aprox. 2 hasta 2,5%) no sólo ofrece una buena protección anticorrosiva, sino que también diluye la suciedad más intensa y los depósitos.

Gracias a su fuerza limpiadora, hasta la suciedad más resistente dentro de la tubería es eliminada de manera efectiva, retirando así hasta los últimos restos del limpiador de sistemas. La duración del proceso de enjuague dependerá de la máquina. A mayor esmero en este proceso, mayor claridad, eficiencia y duración tendrá el nuevo LR.

Paso 5: La limpieza manual

Una vez que la máquina ha sido enjuagada intensivamente, se puede proceder a la extracción de la emulsión de enjuague. Recomendamos realizar una breve limpieza manual posterior con un paño.

Paso 6: El rellenado de la instalación de LR

Ahora se puede rellenar la máquina con LR nuevo, recién preparado. Lo ideal es utilizar un mezclador, para disponer desde el principio de un líquido homogéneo en el circuito de LR, que se encargará de ofrecer un mecanizado óptimo.

Es importante tomarse el tiempo necesario para el cambio de lubricante refrigerante

Un cambio efectivo y eficiente de LR precisa de tiempo. Pero todo el esfuerzo vale la pena, ya que la nueva emulsión/solución de LR tendrá una mayor duración y podrá trabajar mejor, si la máquina es preparada antes de proceder al cambio, con un limpiador de sistemas, luego enjuagada varias veces con la emulsión/solución de enjuague y finalmente es limpiada una última vez de forma manual con un paño.

Estaremos encantados de acompañarle en este proceso, para que pueda sacarle todo el provecho a sus máquinas después del cambio de lubricante refrigerante. No dude en ponerse en contacto con nosotros.

Director de Marketing y Dirección de Producto

Meinhard Kiehl
Director de Marketing y Dirección de Producto

Teléfono +49 2161 5869-84

kiehl@rhenusweb.de

Descargue el folleto